Sin apenas equilibrio

¡No soy como tú quisieras!
Poseo un malestar perenne dentro, inalterable en cada una de mis nuevas versiones y formas. Convivo en lo más íntimo con un intruso alimentándose de toda confesión inaceptable, detestando ascender a la faringe como debería… deslizándose vorazmente por cada recoveco de mi talle.
Soy ese semblante imperceptible tremando ante el resto, con el timbre del tic-tac que el corazón abriga y profesa.
Me siento, como una clepsidra marcando el tiempo detenido. Sin cesar y por necesidad me siento frente al espejo, apareciendo tan sólo la sombra abisal de mi espalda.
Desde la oquedad y sin casi equilibrio: ¡no soy de nadie, menos aún lo qué tú pretendías!

— Loli Lopesino

Imagen: Web

4 Respuestas a “Sin apenas equilibrio

  1. Fascinante amiga, un poema que quieres releer una y otra vez, porque en cada distinta ocasión lo adaptas a tu propia faringe y talle, a tus propias inconfesables delaciones, el tiempo liquido inevitable, genial, ✨👏👏👏 si puedes robar algo de tiempo, pásate por mi ” barrio ” y échale un vistazo a ” El retratista” me interesaría tu opinión crítica, un Abrazo¡¡

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .