Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

“Mi hija tiene cinco años y va a seguir intacta”, asegura Sadia Abdi. “No se perderá ni un día de colegio porque su menstruación la consuma de dolor. Podrá jugar y correr sin miedo a que los puntos se le puedan romper y se le abran. Jamás maldecirá haber nacido mujer”. Una habitación corriente o una choza oscura en un poblado en el campo. Una hoja de afeitar comprada en el mercado, un cuchillo afilado o un simple trozo de vidrio roto son suficientes. A veces, aguja e hilo, o las espinas de un arbusto silvestre.  —Escalofriante […] Documento completo: “La lucha de las mujeres contra la mutilación genital femenina”, aquí.

En el mundo hay unos doscientos millones de mujeres y niñas que sufren las consecuencias de la MGF; cuatro millones más de niñas están en riesgo de sufrirla en todo el mundo. Esta práctica se realiza en veintinueve países de África y de Oriente Medio, en países asiáticos como India, Indonesia, Iraq y Paquistán, y en algunas comunidades indígenas de Latinoamérica, como Emberá en Colombia. También se mantiene entre grupos de población emigrante en Europa, Norte América, Australia y Nueva Zelanda (ONU,2019). La mutilación suele practicarse en niñas de entre 4 y 10 años y suele ser realizada por una partera tradicional o una anciana experimentada de la aldea.
Tampoco es algo totalmente africano-oriental, ya que por ejemplo en Europa (durante los siglos XVIII y XIX) se practicó la cliterodectomía a las mujeres para “curar” la histeria y la epilepsia y en fechas recientes, se encontraron claras evidencias de que la práctica de la ablación se ha difundido a tribus indígenas de la etnia Emberá-chamí que habitan en el suroccidente de Colombia.
En algunos casos se recurre a tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de mutilación está totalmente prohibida en el Islam y en el cristianismo.

Cuando el miedo me domina,

cuando la ira se apodera de mi cuerpo,

cuando el odio se convierte en mi compañero,

busco el consejo femenino, porque este dolor es solo femenino.

Y me dicen que el dolor femenino perece

como todo lo femenino.

Dahabo Ali Muse, Dolores femeninos (poema, 1998)

Loli Lopesino

5 Respuestas a “Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.