Vuelve la heroína y los camellos a nuestros barrios. Vienen por nosotras

Doug (Picture: Paul Ribera)

Este post inicia leyendo a Antonio:

… Llevándome a pensar en un post que publiqué hace tiempo: De cómo se inundó de droga el País Vasco y España en los años 80 y 90. El “informe Navajas”. Así llego a Marat, a través de mi querido amigo Agenda Comunista, un sinfín de a través, desde […] Interminable cadena de seres humanos que compartimos pensamientos, visiones diarias en los barrios donde vivimos, donde —sobreviven tantas y tantas personas. No son paranoias, conspiraciones diabólicas, alarmismo o conjeturasla droga resurge en el bulevar, callejón, túnel, en las calles de noche y día […] plasmada en cada rostro y cuerpo de quienes la consumen mientras se consume. La droga se re-propaga y re-ampara desde y por ¡quién sabe dónde! —realmente.

Acabo, compartiendo de nuevo visiones y sentimientos; eso de lo que pareciera siempre más carecemos. Acabo, en el pasado reciente de un barrio -sin olvidarme del resto por supuesto-, 1991, gritando: ¡No queremos droga; que se vayan! Entrevías, en el foco marginal de Pies Negros. Acabo, en el presente, 2017, donde se vuelve a gritar: «Con Vallecas no se trafica». «Vallecas, obrero y no estercolero». «No, no y no, a la prostitución». «Fuera la droga de nuestros barrios». Y, también yo lo pienso y veo como Marat, vienen a por nosotras (!) —nuevamente:

[…] es el momento de organizarse. Como pelearon las madres gallegas en su día… Es el momento de aprender de ellas. De darnos cuenta de que esos canallas asesinos van por nuestros hijos y de hacer frente a esa inmundicia. Reivindiquemos la vida, la sonrisa y la esperanza de un mundo en el que podamos ser. Marat

Parte del artículo de Marat

El 21 de Noviembre pasado los medios de comunicación informaban, en medio de un ruido mediático centrado en “otras cuestiones”, de una noticia que mereció un tratamiento más destacado y una mayor acogida social de los obtenidos: la aprehensión del mayor alijo de heroína de esta droga en España por la policía. 331 kilos de enorme pureza que llegó al puerto de Barcelona, con destino a los narcopisos de Barcelona y Madrid.

Quien tuviera los oídos abiertos al mundo y a lo que en él sucede de verdad, y no a lo que nos dicen quienes marcan la agenda de nuestras vidas que hemos de escuchar, llevábamos algún tiempo oyendo que la heroína estaba empezando a asomar de nuevo en los barrios obreros, que era mucho más pura y barata que en el pasado, que una generación nueva, de nuestros jóvenes, se asomaba otra vez a la locura, que pronto no sería ya el caballo llamado muerte de los viejos yonkis en extinción sino que tendría nuevo un nuevo reemplazo de esclavos.

A los 23 años, hace ahora casi 33, mientras me quedaba solo cerrando bares con un amigo, celebrando los últimos estertores de su cumpleaños, vi los ojos parados de la muerte de una chaval que no superaría los 25 al ayudar a sacar su cadáver del water de un pub que ya no existe en la Plaza de Malasaña (Madrid). Un mes antes perdí a otro amigo, de esos que conoces un día en el bar de la facultad y que al verano siguiente vuelve en los huesos, habiendo sido antes un gordito simpático ligón y, al preguntarle por su delgadez, te dice que por la dieta del cucurucho. Pero su atonía muscular, sus ojeras y su desinterés por todo me indicaban otra cosa. Ese curso ya no volvió tras las vacaciones de semana santa. Supe luego que había muerto y también de qué. Casi 15 años después perdí a otro amigo más […]

Por Marat 
 
 

Leído en: agendacomunistavalencia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.