D.E.P. Dario Fo. –Buen viaje maestro

Dario Fo: El poder no soporta el humor porque la risa libera al hombre de sus miedos.

Dario Fo, Stoccolma,14 marzo 1980 (AP photo/Bert Mattsson)

Dario Fo, Stoccolma,14 marzo 1980 (AP photo/Bert Mattsson)

Hoy nos dejó, murió en Milán Darío Fo, intelectual que durante su vida fue muchas ‘cosas’: escritor, dramaturgo y director, actor y escenógrafo, pintor y activista político. Fo tenía 90 años. Nacido en Sangiano, provincia de Varese, fue además, Premio Nobel de Literatura en el año 1997. 

Mi reconocimiento en su gran obra: Muerte accidental de un anarquista, y agradecimiento a las páginas que muestran la crueldad de la represión política, el estamento político y la sinrazón del status-quo impuesto desde las más altas esferas. Obra que sin duda sigue vigente en nuestros días, con demoledor mensaje: ”la libertad de expresión”. Eso que supuestamente sustenta “y enorgullece a las democracias occidentales, Dario Fo lo puso en entredicho al mostrar el lado “más oscuro” de las sociedades denominadas “civilizadas”, y que no siempre comulgan con preceptos tan dignos y loables. — Permitan una premisa referida a esta.

En los años setenta y ochenta, además de la producción artística, Fo estuvo muy comprometido con el activismo político de izquierdas, y uno de los defensores de los ex – miembros de Lotta Continua, — acusados del asesinato del comisario de policía Luigi Calabresi: Adriano Sofri, Giorgio Pietrostefani y Ovidio Bompressi. Franca Rame, en 1973 fue secuestrada por un grupo de extrema derecha sufriendo, como ella mismo recordó, «todo tipo de violencia», — con una cruenta forma de venganza por su pleno compromiso y el de su marido. La compañía de teatro Fo-Rame también sufrió amenazas, y se vio involucrada en muchos procesos debido a Muerte accidental de un anarquista.

Muerte accidental de un anarquista, puesta en escena la primera vez el 5 de diciembre de 1970, en Varese, es una de las obras históricas de compromiso político de la época. La obra, una farsa, se inspiró en la muerte del anarquista Giuseppe Pinelli, el cual un 15 de diciembre de 1969, — cayó desde una ventana del cuarto piso de la jefatura de policía de Milán, donde se encontraba debido a las investigaciones relativas: alle Strage di Piazza Fontana. El título de Fo es irónico, porque la tesis de la obra muestra que Pinelli no murió por accidente, sino asesinado. Debido al riesgo de sufrir denuncias, etcétera, por la obra, Fo decidió hacer algunos cambios en el texto de la Muerte accidental de un anarquista: cambió el escenario de trabajo en los Estados Unidos, por la Nueva York de los años veinte, y donde sucedió un hecho trágico símil a la muerte de Pinelli. El 3 de mayo de 1920, el anarquista italiano Andrea Salsedo murió tras caer desde el piso catorce del Park Row Building, donde se encontraban las oficinas del FBI.

Muerte accidental de un anarquista. Dario Fo. 1970.

Bertozzo (B): No tengo tiempo, ¡faltaría más! Pero aquí, en tu curriculum, no consta
que te hayas hecho pasar por juez, ni por abogado. 

Sospechoso (S): Ah no, nunca haría de abogado. No me gusta defender, 
es un arte pasiva. A mí me gusta juzgar, condenar, reprimir... ¡perseguir! 
Soy de los suyos, comisario. ¡Vamos a tutearnos! 

B: Cuidado, loco, menos guasa... 

S: No he dicho nada. 

B: Entonces, ¿alguna vez te has hecho pasar por juez? 

S: No, por desgracia no se me ha presentado la ocasión. Pero cómo me gustaría...
 el de juez es el mejor oficio. Primero, casi nunca se jubilan. Es más, cuando un 
hombre normal, cualquier trabajador, a los 55 o 60 años está para que lo retiren, 
porque empieza a estar torpe, lento de reflejos, para el juez, en cambio, empieza
lo mejor de su carrera. Un obrero después de los 50 está acabado: provoca retrasos,
incidentes, ¡hay que echarle! El minero a los 55 tiene silicosis...
El empleado de banca lo mismo, se equivoca en las cuentas, olvida los nombres de 
los clientes... Fuera, a casita, estás viejo... ¡gaga! Pero los jueces no, para ellos
es todo lo contrario, cuanto más viejos y ga... distraídos estén, más los eligen
 para cargos superiores, les confían puestos importantes... ¡absolutos! 
Tienen el poder de destruir o salvar a una persona a su antojo, y te dictan
cadena perpetua como el que dice: "Mañana llueve"... 50 años para tí... a tí 30...
a ti solo 20... Y encima son sagrados, porque no olvidemos que existe el delito 
de injuria por hablar mal de la magistratura... ¡aquí y en Arabia Saudí! 
Ah, sí, el de juez es el oficio, el personaje por el que daría lo que fuera con
tal de interpretarlo, por lo menos una vez en la vida. 
El juez de la Audiencia, del Supremo, del orden superior, "excelencia, pase...
silencio, en pie que entra la Corte... oh, mire, se le ha caído un hueso... ¿es suyo? 
No, imposible, ¡no me quedan!" 
.
Obra en pdf, aquí.
d
Anuncios

7 Respuestas a “D.E.P. Dario Fo. –Buen viaje maestro

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s