Carta de Mijail Bakunin a Pablo, su hermano

bakunin

Mijaíl Bakunin

29 de marzo de 1845, París

Soy el mismo, como antes, enemigo declarado de la realidad existente, sólo con esta diferencia: que he cesado de ser teórico, que he vencido, en fin, en mí, la metafísica y la filosofía, y que me he arrojado enteramente, con toda mi alma, en el mundo práctico, el mundo del hecho real.

… Créeme, amigo, la vida es bella; ahora tengo pleno derecho a decir eso, porque he cesado hace mucho de mirarla a través de las construcciones teóricas y a no conocerla más que en fantasía, porque he experimentado efectivamente muchas de sus amarguras, he sufrido mucho y he caído a menudo en la desesperación.

Yo amo, Pablo, amo apasionadamente: no sé si puedo ser amado como yo quisiera serlo, pero no desespero; sé al menos que se tiene mucha simpatía hacia mí; debo y quiero merecer el amor de aquella a quien amo, amándola religiosamente, es decir, activamente; ella está sometida a la más terrible y a la más infame esclavitud y debo liberarla combatiendo a sus opresores y encendiendo en su corazón el sentimiento de su propia dignidad, suscitando en ella el amor y la necesidad de la libertad, los instintos de la rebeldía y de la independencia, recordándole el sentimiento de su fuerza y de sus derechos.

Amar es querer la libertad, la completa independencia de otro; el primer acto del verdadero amor es la emancipación completa del objeto que se ama; no se puede amar verdaderamente más que a un ser perfectamente libre, independiente, no solo de todos los demás, sino aún y sobre todo de aquel de quien se es amado y a quien se ama.

He ahí mi profesión de fe política, social y religiosa, he ahí el sentido íntimo, no sólo de mis actos y de mis tendencias políticas, sino también, en tanto que puedo, el de mi existencia particular e individual; porque el tiempo en que podrían ser separados esos dos géneros de acción está muy lejos de nosotros; ahora el hombre quiere la libertad en todas las acepciones y en todas las aplicaciones de esa palabra, o bien no la quiere de ningún modo; querer la dependencia de aquel a quien se ama es amar una cosa y no un ser humano, porque no se distingue el ser humano de la cosa más que por la libertad; y si el amor implicase también la dependencia, sería lo más peligroso e infame del mundo, porque sería entonces una fuente inagotable de esclavitud y de embrutecimiento para la humanidad.

Todo lo que emancipa a los hombres, todo lo que, al hacerlos volver a sí mismos, suscita en ellos el principio de su vida propia, de su actividad original y realmente independiente, todo lo que les da la fuerza para ser ellos mismos, es verdad; todo el resto es falso, liberticida, absurdo. Emancipar al hombre, he ahí la única influencia legítima y bienhechora.

Abajo todos los dogmas religiosos y filosóficos —no son más que mentiras—; la verdad no es una teoría, sino un hecho; la vida misma es la comunidad de hombres libres e independientes, es la santa unidad del amor que brota de las profundidades misteriosas e infinitas de la libertad individual.

.

Mijaíl Bakunin, consideraba que el ser humano jamás podía ser un medio, — sino un fin en sí mismo, que tiene el derecho inalienable de buscar la verdad a través de la libertad; “utopía” [?]

.

— Loli Lopesino

Publicado en “El amor libre: la revolución sexual de los anarquistas”, Rodolfo Alonso Editor, Buenos Aires, 1973. (Extraído de la compilación de Osvaldo Baigorria, “El Amor Libre: Eros y Anarquía”, Buenos Aires, 2006).

Anuncios

7 Respuestas a “Carta de Mijail Bakunin a Pablo, su hermano

  1. No soy partidario del llamado “amor libre”, típico del anarquismo (creo que a la postre es incluso esclavizante). Eso no quita que me guste el énfasis, tan avanzado, en los derechos sexuales de la mujer y de cualquier “objeto del amor”. Algo que, bien enfocado, libera precisamente al otro de la condición de objeto. Gracias por reproducir ese testimonio de Bakunin. Un saludo fraternal.

    Le gusta a 1 persona

  2. Aunque, por discrepar un poco con cordura2015, considero que el “amor libre” es el único amor verdadero. Lo esclavizante es someterse a todos los conceptos que sobre el amor y la familia llevan imponiendo sobre la sociedad occidental la moral judeo-cristiana… Me gustaría poder ver por un instante la sociedad de dentro de cien años y comprobar como el concepto de amor (y vuelvo a añadir el de familia otra vez) ha cambiado radicalmente dando lugar a múltiples tipos de relaciones no tan alienantes como las actuales.
    Saludos, y gracias por compartir esta joya, Loli.

    Le gusta a 2 personas

  3. No niego que la llamada “moral judeocristiana” ha tenido efectos esclavizantes y en todo caso aberrantes. Pero el llamado “amor libre” sería el otro extremo vicioso (me refiero a los efectos de la promiscuidad disparada, que tiende a borrar cualquier vocación de fidelidad e inevitablemente juega con afectos y sentimientos…). Dicho sea de paso, el tal “amor libre” lleva ya mucho tiempo en vigor en amplias capas de nuestra sociedad. Quizá no hace falta esperar cien años para conocer sus (ya presentes) efectos…

    Creo que existe una solución más equilibrada (y no hablo de términos medios).

    Saludos fraternales.

    Le gusta a 1 persona

  4. Sabéis chicos, además de sentirme plenamente identificada con la carta de Bakunin, — aunque discrepe en alguna que otra forma, creo que el amor no puede darse si no de manera libre, — coincidiendo con José. Cordura, entiendo muy bien tu comentario, fundamentalmente porque hace años que nos conocemos y te admiro, respeto.

    A ambos, agradeceros inmensamente vuestros comentarios, precisamente dirigidos a la gran convicción y ‘lucha’ de Bakunin sobre los derechos de las mujeres; la emancipación de la mujer y contra la discriminación por razón de sexo. En “La mujer, el matrimonio y la familia”, permitir que me desvíe del tema que nos ocupa, detallaba ‘cosas’ así:
    La sociedad y los niños. Los niños no son propiedad de nadie: ni de sus padres ni de la sociedad. Sólo pertenecen a su propia libertad futura. Pero en los niños esta libertad no es todavía real; es sólo una libertad en potencia. Porque una libertad real -es decir, la conciencia plena y su realización en cada individuo, basada fundamentalmente en el sentimiento de la propia dignidad y en un auténtico respeto por la libertad y la dignidad de los otros, o sea basada en la justicia – sólo puede desarrollarse en los niños mediante un desarrollo racional de su inteligencia, carácter y voluntad […]

    Si bien es cierto, considero — de alguna manera también, que el amor da per sè, — sea egoísta, sí. Contradicción (?) Puede ser, pero dosis de realidad; un ejemplo banal, ya me diréis…
    “Aquello que me hace feliz, es precisamente verle sonreír, verle estar bien, verle sentirse pleno y feliz”… A mi modesto parecer, este sentir, indica dependencia, — como mínimo.

    Un último apunte, muy personal, pero en el que creo firmemente. Cuando ‘confiamos y ponemos a disposición del Estado, del otro’… cualquier tipo de conflicto sin resolver — de pareja –, estamos renunciando de forma explícita a la libertad, propia… Además de ‘condenar’ poniendo a disposición altruì, nuestra propia vida, toma de decisiones y existencia; entre otras…

    Abrazos mil. ¡Gracias, de corazón!

    Le gusta a 1 persona

  5. El amor tiene que ser libre pero la generosidad debe convivir en todo momento, es decir el ofrecer incluso su amor en cuerpo y alma a otro logra quizá una sumisión perfecta pero que logra conquistar al que la recibe y enamorar al que la da.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  6. Bercianlangran: imposible estar más de acuerdo contigo.
    Solo concibo el amor desde la más absoluta libertad, creo que eso de “amarás a tu prójimo tanto como a ti mismo”, también se puede decir al revés: “me amaré tanto como a los demás”. O más,
    Desde la conexión con nuestro yo, con nuestro más profundo ser, es desde donde se puede AMAR, sí, con mayúsculas.
    Yo, pagaría por ver qué va a suceder a este respecto dentro de unos 100 años en adelante…
    Loli, me ha encantado el post. Te mando un millón de besos. O más. ;d

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s