No fuimos tan dichosas. Reeditado — Relato (?)

 bruno amadiopintor

“Babeo por ti  y tú  […] ni caso”.

Eres incapaz de tan siquiera pensar, imaginemos reflexionar sobre la forma y cuanto lacera ser consciente de tu inconmensurable desapego; de esa maligna y enmascarada realidad tuya que desamparo señero en mí exhorta.
 
Que sabrás tú de esta escrupulosa amargura e indescriptible pesar, fundado en la razón abismal que el hábito me otorga, de que para ti […] un trofeo más soy, significo. Un laurel fruto de tu altanería, exhibido e impuesto por ti desde el orgullo, prepotencia, como envarado ser acuciado por la sed de pertenencia.
.
Esa realidad tuya que marca mis días y noches, como si de un desenfrenado reloj de pared se tratara. Metódicamente organizado por tus manos y calculadora mente, gélida e indiferente a la hora del desayuno, comida, merienda, cena […] par a la ausencia omnipotente de atención y mimo.
.
El cuarto oscuro, bañado en lágrimas ante tu impertérrita presencia donde se acata sin rechistar una y otra vez, los permisibles y contados besos que lanzas al aire impasible; un leve roce de tu mejilla. Besos, que jamás regalaron tus labios. Besos, prescritos a tu parecer y dosificados con cuentagotas, mientras cada día debo oír como a tu musa cantas;
.
.
Pienso en tu descarada mentira, desgraciadamente superada por la hipocresía y se desata en mí la ira […] en ti el parecer-aparentar siempre cohabita. Afirmas con rotundidad que cada ”cosa” qué llevas a cabo ¡absolutamente todo! es debido a mí exclusivamente, por mí culpa, —a pesar incluso de la obviedad que ni tú eres capaz de creerte.
 
 brunoamadio pintorDiscutes, gritas constantemente, aferrándote a la nada, concediendo premios de consolación y migajas a quienes te rodean de manera exclusiva e incondicionalmente aplauden. Cuantificas tus valores en euros, vídeo juegos, móvil, una escapada veloz al parque, una chocolatina deshecha, o sin más —la siempre desoladora y temible ‘palmadita’ irónica que induce al vómito.
.
Hoy estoy aquí, ayer allí y seguramente mañana allá, da igual el lugar, mi sitio es y lleva por nombre: emplazamiento. Así es tu herencia modélica cedida en vida, lo único que aprendí de ti e impreso en la sangre contengo, eso que vía sanguínea y con alta probabilidad contagiaré transmitiendo a mis eventuales vástagos. —Cautiverio recuerdo de mi propia mente y cuerpo.
.
 .
brunoamadiopintor
.
.
— Loli Lopesino
Anuncios

5 Respuestas a “No fuimos tan dichosas. Reeditado — Relato (?)

  1. Pingback: No fuimos tan dichosas. Reeditado — Relato (?) | Jestoryas's Blog·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.