La leche: “Buena y mala”.

Esa clase de leche que producen nuestras estupendas vacas, cabras… que se puede adquirir en almacenes de grandes superficies, pequeños comercios. Envasada en cristal, cartón… con etiqueta y código de barras. Leche que existe de diferentes tipos: “semi, desnatada, entera…”. 

Leche por mallo25.

  • Esa clase de leche que tiene un precio real, y que comprándola “del día” debe conservarse en el frigorífico; se puede mantener por cortos o largos períodos de tiempo, en lugar fresco y reparado de la luz
     
  • Leche que si no tienes cuidado y se “corta…” te puede llevar a ponerte ”malita”
     
  • Leche que unida o mezclada con ciertos alimentos, nos puede ofrecer un magnífico desayuno, merienda, postres
     
  • Esa clase de leche que una madre ofrece a sus hijos (…)
     
     
    No obstante, existe otra clase de leche:

    Es esa clase de leche que elabora el ser humano, la cual no se revela con una forma, un color, un olor, una textura, sabor… no tiene, entiende, ni sabe de códigos; ética, moral, respeto.
    .
    Esa clase de leche no tiene más que un modo de existir y es envasada al vacío en nosotros, se siente y se manifiesta a veces como un huracán, otras se va fraguando poco a poco percibiéndose en primer lugar por una misma… e irremediablemente lo sufre y padece aquella “que la recibe”.
    .
    Esa clase de leche no se compra, ni se vende en lugar definido, no tiene precio, y si lo tuviera, valdría menos de nada; excepto para enfurecer el sentimiento, ennegrecer el alma, provocar enfrentamientos. Leche con caducidad perenne: a mayor tiempo superior sufrimiento.
    .
    Esa clase de leche no necesita de cuidados específicos. Se conserva a temperatura humana y requiere de mucha oscuridad… fermentada en la gran rabia, dolor, el resentimiento, el no saber o poder enfrentarnos a nosotras mismas atacando y culpando eternamente a la “otra persona”. Se preserva fresca gracias a nuestra prepotencia, arrogancia, superioridad: “yo soy más que tú.”
    .
    Esa clase de leche está terminantemente prohibida en la combinación/asociación de su ingesta para el “alimento del espíritu”. Sus contra-indicaciones y efectos colaterales serán o podrían ser nocivos y extremadamente perjudiciales para “nuestra alma”.
    .
     
     
     
    —Loli Lopesino.
Anuncios

Una respuesta a “La leche: “Buena y mala”.

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s