«Nuda Veritas».

Imparare

.

(…) Asintió: La verdad no admite ni tanto ni poco, solo la realidad… en su integridad auténtica, plenitud, valentía; e ocasiona, penaliza, exige de cierto rigor y coraje. 

Pasiva… advierto un lento y paralelo recorrido, muy probablemente existente entre el amor y ese ser humano. —Prosigue con su brillante mirada en el fuego posada.

(…) Adora alimentarse de poder y ansia, devora. Es dichoso cuando por fin constata su guarida protegida, viendo su cuenta bancaria próspera y cuadra. Goza observando su jardín puado siempre cuidado; aunque sea escoltado a manos de un extraño desconocido o confidente enemigo.

Cuando estupra la virginidad a toda belleza natural de la que —y no— se rodea, al idolatrar a su Dios consumismo, venera el beneficio, ‘profitto’; regocija en su ego inmediato. Incluso después de haberse impregnado y sumergido en el lodo de la degradación más ruin; repleto de extravagancia. Agrede a través de su odio, pisotea y ofende sin resquemor, denigrando cada flor, bosque, mar y cielo.

Ante la humeante taza de té negro… pienso: Solo, puro y deseo personal, necesita acaparar la monstruosidad, elige dejar atrás la causa real de sus propios males,  mezquino. —Versa algo más de té, sus manos tiemblan; sigo perpleja. 

(…) Se arrastra reptando hacía lo que atrae, deslumbra por apariencia. Implorando a Morfeo que nutra su sueño de aquellas que cada noche duermen en sábanas de algodón, lino y/o seda e incrustadas piedras preciosas; tejidas e hiladas por diminutas palmas ¡perfecto arquitecto que dibuja cada día un mundo de caos y miseria!

Permite disminuir espacio al inútil sonajero que bate la puerta de su conciencia, encuentrando maneras despiadadas y eficaces al convertir y hacer pasar una tragedia… en acto de Libertad inclusive.

Sería lo más parecido a, ¿¡cómo si el dolor de la humanidad no tuviese nada que ver con él!? ¿Cómo si el fuego que arde veloz y siempre más alto no pudiera llegar jamás a prender el intrínsico de su jardín, edén deseado?

(…) “Es tan grande mi ‘envidia’ por esta clase de Bestias”.

Firmado: el Diablo.

.

—Loli Lopesino.

Anuncios

2 Respuestas a “«Nuda Veritas».

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s