Pedir «más».

.

Imaginaba que no se podía pedir más, sentirte así, sin apenas darte cuenta. Percibir tan adentro y cercano —ese algo— de nuevo aleando en cada vena. En el cielo, una luz, cuyo resplandor te incita, como aureola recordándote tu cuerpo. Abrir los ojos al despertar y pensar ¿dónde se encontrará? Imagino que no se podía… pedir más.

.

Ahora bien, si perder, malograr… reaparecer en el mismo e idéntico escenario y bajo influjo de un tipo de reencuentro obsoleto —con él— vendaval que de nuevo asfixia tu pecho. La sensación que en tu boca el sabor del mar evoca un instante después, de saber y probar ser engullida por él. Un entrecortado respiro tras otro y sollozos, ante el vendaval ‘dichoso’ al cual de mí desterrado creía.

.

Se podría, ¿estar preparada? Siendo afirmativa la respuesta, presupongo entonces al igual para lo que vendrá y nunca será. Fuera seguiré encontrando meras escusas, para eludir más mentiras. Se puede pedir más, seguramente —pero— no lo haré. Ya qué ni por lo más remoto, lo entendería ni entenderé.

.

.

En cada una de nosotras, es adentro

El único asedio puro, empírico

Donde la verdad reclina.
.
— Loli Lopesino.
.
.
 
.
Imagen: Web
Anuncios

6 Respuestas a “Pedir «más».

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s