#Ébola; una patente; teoría de la conspiración.

áfricaEstá absolutamente prohibido atribuir propiedades curativas a algo que no esté demostrado. —Vicente Baos. Médico y activista contra las pseudomedicinas y remedios que carecen de evidencia científica, como por ejemplo la homeopatía.

Bueno, hasta ahí podríamos llegar -incluso la persona más imbécil de los mortales- ¿sí? No obstante, cuando en una entrevista concedida [completa aquí] por Richard J. Roberts- Nobel de Fisiología y Medicina 1993 nos dice:

– ¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?

– Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada, pero respecto a la industria de la salud… Tengo mis reservas.

– Le escucho.

– La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.

– Explíquese.

– La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…

– Como cualquier otra industria.

– Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.

– Pero si son rentables, investigarán mejor.

– Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.

– Por ejemplo…

– He comprobado como en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad…

– ¿Y por qué dejan de investigar?

– Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que no curan del todo, sino que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.

– Es una grave acusación.

– Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para cronificar dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que digo.

– Hay dividendos que matan.

– Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.

– ¿Un ejemplo de esos abusos?

– Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.

¡Hasta el último de los mortales -más imbécil- lo pone en duda! Existe un lema, utilizado y sacado de la frase que Garganta Profunda –el soplón del caso Watergate– le dijo a uno de los periodistas del Washington Post, relativa a las investigaciones periodísticas para desenmascarar responsables de algún desaguisado: “Sigue el dinero”

Este post además — siguiendo con la linea de introducción tipo conspirativa — nace hablando con un amigo desde la cuestión: ¿Para qué se patenta un virus? Refiriéndonos al virus del Ébola. Pues bien, es absolutamente imposible patentar un virus, –entre otras muchas cosas– ilógico; aunque, sí es posible patentar las distintas modificaciones llevadas a cabo con dicho virus, cepa, y su uso en concreto.

De esta manera topé con la famosa patente que se patenteébola (400x234)atribuye a EE. UU. del virus Ébola, y que –ojo– se encuentra disponible de consulta en (Google – Human Ebola Virus Species and Compositions and Methods Thereof US 20120251502 A1). Reflexionando sobre  todo esto un poco, llego a una primera conclusión: algo no cuadra; si realmente se tratara de algo ‘oscuro’ sospecho que no sería público. En cualquier caso, dicha patente y que inicialmente aparece en la web Natural News Why does the CDC own a patent on Ebola ‘invention se trata de una solicitud de patente, esto es, nadie tiene concedido nada, tampoco EE. UU. 

La patente de una cepa en concreto de un virus, -que no el virus en sí- es bastante más frecuente de lo que se pudiera pensar, tanto en la industria como en los centros de investigación: Investigadores chilenos patentan la primera vacuna contra el Virus Respiratorio Sincicial. Es más, la susodicha patente está siendo examinada en Europa EP2350270 – HUMAN EBOLA VIRUS SPECIES AND COMPOSITIONS AND METHODS THEREOF. Incluso se patentan cepas de levaduras vínicas que mejoran la composición del vino y por tanto su calidad, a través de la selección de los microorganismos naturales responsables de la fermentación: Investigadores españoles patentan dos cepas de levaduras que mejoran la calidad del vino

Un ejemplo podría ser una vacuna contra el VPH desarrollada por investigadores mexicanos donde se desarrolló un vector adenoviral:

Esta tecnología se trata de un desarrollo de terapia génica. Al VPH se le tomó una secuencia de DNA que comanda el funcionamiento de sus genes, el cual se insertó en un vector viral, un adenovirus. Este fragmento de DNA se utiliza para que el virus nuevo se reproduzca y mate a las células cancerosas sin afectar a las demás.

“El adenovirus se inyecta dentro del tumor, y gracias a este ‘comando’, se puede reproducir exclusivamente como si fuera una infección viral, como una gripe, pero es una infección que solamente afecta a las células cancerosas”, explica el doctor Rojas, en entrevista.

Con este desarrollo se agrega una nueva esperanza a los pacientes con cáncer, una ruta de investigación en la que todavía faltan cosas por hacer.

Dejo un link -que a mi modesto entender- es de interés: La batalla legal por conseguir la patente de un virusPara finalizar y con pocas palabras, sí, realmente lo que estás patentando es la posible vacuna. Los porqués, pormenores o viceversa, son obviamente cosa aparte. Lo que es indudable, es que la manera en la cual se nos presenta y ofrece la información -venga de quien venga-, debería ser siempre objeto de comparativa. Utilizando el lenguaje, las diferentes formas de comunicación, etcétera con el mayor rigor posible; sin entrar en teorías de la conspiración, ya que todas y todos de alguna manera lo somos. Esto, por ejemplo, y desde un ‘cierto tipo de respeto’ de parte mía hacía Teresa Forcades, no es información: 

forcadest

Mi última reflexión va dirigida: ¡A la investigación SÍ o SÍ! Y pensamiento, hacía ese país llamado Estados Unidos –que a pesar de todo y precisamente– de gobernación angelical no sabe ni tiene casi nada.

— Loli Lopesino.

.

Imágenes: Web y Link correspondiente

Anuncios

3 Respuestas a “#Ébola; una patente; teoría de la conspiración.

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s