Violencia Infantil – Ley contra la crueldad con los animales.

MenoresLas niñas y niños no pueden ser considerados como propiedad de sus padres, de su familia o de la Administración. Así lo expresa la Ley 6/1995, de 28 de marzo, de Garantías de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en la Comunidad de Madrid.  Claro que, con anterioridad a esta ley […]

– La Convención sobre los Derechos del Niño en adelante (CDN) es un tratado que recoge los derechos de la infancia siendo el primer instrumento internacional que reconoce a niños y niñas como agentes sociales y como titulares activos de sus propios derechos.  Fue aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y entró en vigor el 2 de septiembre de 1990. La (CDN) tiene tres protocolos que la complementan: El protocolo relativo a la venta de niños y la prostitución infantil, el protocolo relativo a la participación de los niños en conflictos armados y el protocolo relativo a un procedimiento de comunicaciones para presentar denuncias ante el Comité de los Derechos del Niño. 
– El Comité de los Derechos del Niño está formado por 18 expertos en derechos de la infancia procedentes de países y ordenamientos jurídicos diferentes. En este comité rinden cuentas los 193 países que ratificaron la (CDN) sobre su debido cumplimiento. 
– La Carta Europea sobre Derechos de los Niños Hospitalizados –adoptada por todos los países de la Unión Europea, 1986– dice -entre otras cosas- que los menores tienen derecho a no recibir tratamientos médicos inútiles “y a no soportar sufrimientos” evitables. 
A la hora de hablar de hijos e hijas –muchas dirán/pensarán lo contrario– lo hacemos con terminología posesiva, como si de algo propio se tratara. Tenemos una casa, un coche, un móvil, y… ”tenemos una hija”. Tanto la ley que hace de introducción en este post, como la (CDN), la Constitución o el Código Civil españoles, afirman inclusive qué: Los niños tienen unos derechos y sus padres, unos deberes con ellos
En España los menores se encuentran bajo la patria potestad de sus progenitores, los cuales ejercerán como tal, respetando la integridad física y psicológica de los mismos; tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral, representarlos y administrar sus bienes. La patria potestad -en el caso de condena penal- debido a maltrato, abandono, abusos sexuales, etcétera se puede perder. Y según el Estatuto de los Trabajadores: Los menores de dieciséis años no pueden trabajar aunque, en casos excepcionales, pueden participar “en espectáculos públicos” con una autorización especial y siempre que no se ponga en riesgo su salud o su “formación profesional y humana”; esto último daría para más de uno, dos artículos sin duda.
unicefPese a todas estas leyes, organismos, etcétera las niñas y niños del mundo siguen siendo brutalmente maltratados; en casa, por parte de la familia, cuidadores […] Así lo afirma UNICEF, con datos estadísticos recientes sobre la violencia contra los niños, basados en información correspondiente a 190 países en su último informe: Ocultos a plena luz –> resumen en castellano. Este estudio muestra el impactante alcance del abuso físicosexual y emocional que sufren niños y niñas de todo el mundo, y revela las actitudes que perpetúan y justifican la violencia, manteniéndola “oculta a plena luz”. “Se trata de datos incómodos que ningún gobierno ni ningún padre querrán ver”, explica el director ejecutivo de UNICEF Anthony Lake. “A menos que nos enfrentemos a la realidad que cada una de estas estadísticas representa —la vida de un niño al que se le priva el derecho a una infancia segura y protegida– nunca vamos a cambiar la mentalidad de que la violencia contra los niños es normal y admisible. No es ninguna de las dos cosas”.
…/…
Jhon Walker
Aristóteles dijo: un hijo es propiedad de los padres y nada de lo que se hace con lo que es propio es injusto. Efectivamente, según el informe de UNICEF casi pareciera seguir ancladas en aquel tiempo […] tiempo que sigue perpetuando, amparando, vanagloriando la especie más bárbara y cruel del planeta Tierra. 

Mary Ellen Wilson

La historia de Mary Ellen marcó el inicio de una cruzada mundial referida al abuso infantil, catalizador que abrió la puerta a los cambios en el campo de la protección de la infancia. Con los años y en la re-narración de la historia de Mary Ellen Wilson, el mito ha sido a menudo confundido con el hecho. Algunas de las inexactitudes derivan del ‘periodismo rosa’ erróneo, otros de simple malentendido de los hechos, y otros más de la compleja historia del movimiento de protección de los niños en los Estados Unidos y Gran Bretaña y su vinculación con el movimiento de bienestar animal. Si bien es cierto que Henry Bergh, presidente de la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA), fue fundamental para garantizar la salida de Mary Ellen de un hogar abusivo, no es cierto que su abogado – que también trabajó para la ASPCA – argumentase que merecía ayuda porque la niña era “un miembro del reino animal”. Mary Ellen Wilson, primer caso que se ganó referido al abuso infantil, en 1874. La cruel imagen de la niña torturada hasta la extenuación por sus propios padres adoptivos recorrió el país. Mary Ellen, que salía de casa por primera vez en años, explicaba su vida y contaba cómo la cicatriz que recorría su cara se la debía a la agresión con unas tijeras de su madre.Mary

Durante el juicio el juez Abraham Lawrence la llevó a la sala del tribunal y escuchó su testimonio que al día siguiente fue publicado en el New York Times: 

“Mi padre y mi madre están muertos. No sé cuántos años tengo. tengo ningún recuerdo de un momento en que yo no vivía con los Connolly. Mama ha tenido el hábito de batir y me golpeaba casi todos los días. Ella me solía azotar con un látigo trenzado – un cuero crudo “. Ella también informó de lesiones específicas que recibió de Mary McCormack, “que tengo ahora en mi cabeza dos marcas negras y azules que fueron hechas por Mama con el látigo, y un corte en el lado izquierdo de la frente que fue hecho por un par de tijeras en la mano de mamá, ella me golpeó con las tijeras y me cortará nunca se atrevió a hablar con nadie, porque si lo hacía, iba a conseguir batida “… No sé por qué me azotaron- mama nunca me dijo nada cuando me azotaba. No quiero volver a vivir con mamá, porque ella me hace daño. No tengo ningún recuerdo de estar en la calle en mi vida”. Mary Ellen, 10 de abril de 1874, (Watkins, 1990).

En respuesta, el juez Lawrence emitió de inmediato un recurso de homine replagiando, artículo 65 de la Ley de Habeas Corpus, por lo que Mary Ellen quedó bajo control judicial. Los periódicos también proporcionaron una amplia cobertura del juicio, la sensibilización del público ayudaron a crear diversos organismos y organizaciones para abogar por la aplicación de las leyes que rescatar y proteger a los niños víctimas de abusos (Watkins, 1990). Por aquel entonces, aun no existían normas que protegieran a los menores del maltrato pero sí leyes que protegían a los animales. El 21 de abril de 1874, María Connolly fue declarado culpable de asalto criminal y fue condenado a un año de trabajos forzados en la penitenciaría (Watkins, 1990).

A partir de esta sentencia, en 1875 se creó la New York Society for the Prevention of Cruelty to Children, la primera entidad que se fundó en el mundo para proteger a la infancia y The National Society for the Prevention of Cruelty to Children, en Londres.

— Loli Lopesino.
*****
Fuentes:
– Imágenes: Web
– The Story of Mary Ellen was originally published by the American Humane Association, 135 Washington Ave., Albany, New York. It is published here by American Humane, 63 Inverness Drive East, Englewood, CO 80112-5117. This may be reproduced and distributed without permission, however, appropriate citation must be given to the American Humane Association.
Anuncios

4 Respuestas a “Violencia Infantil – Ley contra la crueldad con los animales.

  1. Pingback: Bitacoras.com·

    • Mmerhum sin duda alguna. Mientras escribía este post -como se puede apreciar- pensaba en ello precisamente.

      En como ¿puede ser posible que sigan existiendo aún hoy cifras como las que nos ofrece UNICEF?

      No hay respuesta. O quizás sí. De lo que estoy completamente segura, es de que la involución del ser humano es un hecho.

      Me alegra mucho, muchísimo tu ”visita”. Gracias mmerhum :***

      Besos.

      Me gusta

  2. Espeluznante. Y mas todavía con esa angustia que produce el no ver soluciones ni siquiera a medio plazo. A pesar de tanta ley y tanta norma, descubro por tu entrada que se empezó aplicando una ley de protección de animales para resolver este caso. Y luego mas leyes hasta en plan internacional. Y con tanto recorte en educación y tanta reducción de miras en la misma¿ que les espera a las victimas?. Pues lo que vemos a diario, que cada vez hay mas. Seguiremos la lucha entonces. Que remedio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s