Iluminación: Gradual, instantánea.

IMG_0044

Fotografría: Loli Lopesino

‘Navegando por la web’ me ha llamado la atención una discusión sobre este tema… el artículo al que hago mención y resumido, exponía algo más o menos así:

“/La iluminación es una experiencia singularmente intensa, que revela a uno mismo su sitio en el esquema de las cosas. Esa es, y muy frecuentemente, una experiencia definitiva gracias a la cual quién la experimenta no dudará nunca más sobre la propia relación con uno mismo, los otros, el mundo y con cualquier otra cosa que exista más allá de este último. La iluminación no es sectaria: se encuentra en el budismo, cristianismo, induismo, islamismo y en muchas otras tradiciones religiosas. En ese caso, ¿sería mejor la iluminación gradual o instantánea?/”.

¿Qué sentido tiene preguntarse si la ‘iluminación’ es mejor gradual o instantánea? A mi modesto parecer, carece de cierta base. La iluminación no puede ser gradual, a pesar de que muchas escuelas de filosofía así lo sostengan. Comulgo absolutamente con el pensamiento de Krishnamurti: “No existen verdaderamente escuelas, disciplinas, caminos… así como Gurú, Guías o Textos a los cuales seguir… no existen prácticas o ejercicios para practicar”.

¿Por qué de la tentación, búsqueda en concebir la ‘iluminación’ como ese proceso a través del espacio? Seguramente, una de las razones, bien pudiera ser la propia percepción que los seres humanos tenemos del ”tiempo”.

Aunque, y -en el supuesto caso de que existiera- tampoco sería inmediata. La inmediatez viene interpretada como el momento ”pensante”, en la experimentación. Entonces, una vez transcurrido el tiempo, mejor dicho, aparecería mientras se vive en la ilusión y se ”recuerda”, inclusive en el imaginario de un estado hipotético. Es muy difícil, extremadamente complicado -romper o dividir- nuestra vida cotidiana en la inmediatez. Si existe, y es vivida como de hecho, esta sería atemporal.

Un discurso parecido a cuando tomamos en consideración la estructural evolución de la conciencia humana, durante su fase histórica. El estadio final, aquel de la iluminación completa, donde el ser humano ha evolucionado, no es un estadio que se consigue recorriendo un sendero en el tiempo, no es la conclusión de un viaje; ni el reconocimiento de un estado después de continuas mejoras. Comprendería, si así fuese, todos los tiempos, o sería comprender en el presente, aquellas convicciones e ideas que poseemos sobre el tiempo que pasa.

Cada persona que siente la necesidad, deseo de encaminarse hacia ese/un ‘algo’ o bien, busca su propia mejora, debería superar el peldaño de infinito buscar. Si tan solo buscamos (…) la evolución se detendrá. Cuando se es consciente ‘dentro’ fluye un tipo de ‘claridad’ que al mismo tiempo nos muestra, nos enseña que ésta, siempre existió y así seguirá. La evolución no es un dardo o flecha, si no el campo donde descansan todas ellas. La evolución, es un aprendizaje constante en el camino de la pregunta interior, cuestión.

No es el oasis al final de un camino, si no su tierra, la de cualquier sendero, palmeral, montañas, valles (…) Tal y como afirma el ‘Grande’ Jiddu Krishnamurti: ¡Tú, lo eres todo!

— Loli Lopesino.

Anuncios

3 Respuestas a “Iluminación: Gradual, instantánea.

  1. Pingback: Bitacoras.com·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s