#2014: ¡Salud!

2014 Salud.jpg

Cuando una llega a cumplir los 44 años, comienza a teñirse algo más que el color de la propia melena, por ejemplo: las canas. Pero si además, llega a dicha edad rodeada de un presente colmo de nubarrones -el único augurio para el año 2014 que está por entrar- es su raudo y pronto disipar.
 
Y es que verán, comienzo a pensar que además de las canas, debería proseguir con los muros que albergan el líquido amniótico y sal marina. Comienzan a amarillear en demasía -no solo debido a la pipí- es más, diría que tiran al rojizo; no, no, nada que ver con tipología de pérdida alguna.

Como explicar que la gama de colores no la conforma el sayo ¿¡ni la monja!? Simplemente, me preocupa bastante lo que se podría estar gestando y por curiosidad igual: Me han contado que se encuentra muy próximo a las entrañas. — ¿Alguien de ustedes las pudieron ver alguna vez?

Realmente, no ha sido hasta los cuarenta y cuatro que me encuentro balbuceando en ¿¡dudas existenciales!? Je, je, je, ¡dos grandes palabras y lo bien que conjuntan! — Aunque a decir verdad, no tenga la menor idea de lo que ello signifique. Porque, existir existo, vaya si existo, me miro al espejo y allí es donde me reafirmo, encuentro mi orgulloso cromosoma, e inclusive (…) Llevo viendo 28 años mi teñido cabello y de color idéntico. Ah, que hermosa se aprecia la monotonía, costumbres, creencias y hábitos, salvaguardando la ciencia, ¡ella sí que todo lo explica!
 
Alguien demasiado importante, y vital para mí, decía: Recuerda hija,
 
Mucho de aquello que hoy te resulta obvio, en absoluto desperfecto, puede acabar solucionado, aunque pudiera incluso parecerte mentira.
– No creas siempre, pon en duda ‘casi’ todo aquello que te cuentan. No se cumplirán todos tus sueños, pero tu sueño existirá en el perseguir cada uno de ellos.
– No desesperes, jamás el corazón porta lágrimas desmerecidas.
– Existe hija, un mundo mejor es posible. Tendemos a centrarnos en lo que no podemos alcanzar, hacer, para ser capaces de disipar, también la perspectiva; es preciso saber que hay un millón de cosas que pueden ser maravillosas.
– Habrá personas que se alejarán, desaparecerán de tu vida, así como tantas otras que volverán, aparecerán. Una constante será, así como debería ser tu propia vida.
– Eres única, no obstante formes parte de una estadística, no lo olvides nunca; formas parte de ese porcentaje al que despectivamente llaman minoritario.
 
Así, con una introducción a mi ‘casi’ medida, con esas mismas palabras, deseos y unas letras en una fotografía (…) — Os auguro mucha, muchísima Salud amigo/as, compañeras, familia.
.
2014salud.jpg
— Loli Lopesino
[Entrada publicada originariamente en el Blog “Comienzode0” ElPaís.com]
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s