Adjetivo Posesivo: “MÍO”.

164ASPKVZ_448 da javilo4.

¿Cuántas veces entra a formar parte en nuestro vocabulario y lenguaje común, el adjetivo posesivo mío”? Mi chica-o, mi planta, mi coche, mi casa, mi perro, mi hija (…)

No quiero parecer una -chica buena y mucho menos filósofa-. Es un hecho el uso impropio de tal instrumento gramatical; aplicado la mayoría de las veces, para lo que nos pertenece o lo que quisiéramos que nos perteneciese.

La vida es un abrir y cerrar de ojos, me encuentro a cuarenta y cuatro años, cargada de “adjetivos posesivos efímeros” y ninguno que tenga “valor más allá del tiempo y cosas”.

Demasiadas veces creemos, nos ilusionamos con poseer cosas animadas, “y lo que es peor, seres vivos“. No advirtiendo, quizás inconscientemente, que nada NI NADIE nos pertenece, sino el breve periodo que la vida nos regala aquí en la tierra.

Estoy absolutamente convencida de que existen “valores morales, colectivos y civiles” que van más allá del tiempo, las cosas, y que nos permiten -si conseguimos formar parte- poseer por ejemplo: el Amor.

Nada puede ser verdaderamente poseído, antes o después nos desprenderemos de alguna cosa material “o ser vivo“, acumulada en el tiempo y sin que nadie pueda hacer nada, sin que ninguno pueda cambiar las cosas. Cierto, todo esto puede parecer pura demagogia (…)

Pienso que tendríamos que debatir para poder mutar la capacidad perceptiva del poseer de cada una de las personas, y así lentamente cambiar la carrera del hombre hacía el poder, por encima de todo y a cualquier precio.

Deberíamos aprender y enseñar desde pequeños, a nuestros hijos, en las escuelas (…) y así a nosotras mismas, que somos el arma más potente para forjar las futuras generaciones. En un futuro próximo deberán tomar un mundo que corre demasiado deprisa, y que antes o después, caerá procurándose grandes heridas. Ni el hombre, la ciencia, la medicina, o los descubrimientos, podrán poner remedio si seguimos así (lo que no se enseña, difícilmente se puede aprender, así como difícil y complicado llevarlo a la práctica).

Espero y deseo con todo mi corazón, ser capaz de madurar todo lo que he escrito y creo profundamente (en forma de proposición, enmienda, recordatorio, vivencia…) así como encontrar personas, niño/as y grandes: cargados de “adjetivos posesivos”  repletos de moralidad y vacíos de materialismo.

“Hay suficiente belleza en el mundo para satisfacer las necesidades de todos, pero no hay suficiente riqueza para satisfacer la avaricia de unos pocos”.

 Mahatma Ghandi

 

— Loli Lopesino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s