«I HAVE A DREAM». — Martin Luther King

africa

El 28 de agosto de 1963 Martin Luther King brindó su discurso “Yo tengo un sueño” en los escalones del monumento a Lincoln en Washington D.C.

Pero, cien años después, el Negro aún no es libre. Cien años más tarde, la vida del Negro todavía lamentablemente está paralizada por las esposas de la segregación y las cadenas de la discriminación.

Cien años más tarde, el Negro vive en una isla solitaria de la pobreza en medio de un vasto océano de prosperidad material. Cien años más tarde, el Negro es todavía languideció en las esquinas de la sociedad estadounidense y encuentra un exilio en su propia tierra. Y por lo tanto nos hemos llegado aquí hoy a dramatizar una condición vergonzosa.

Existen aquellos que preguntan a quienes apoyan la lucha por derechos civiles:

“¿Cuándo quedarán satisfechos?”. Nunca estaremos satisfechos en tanto el negro sea víctima de los inimaginables horrores de la brutalidad policial. Nunca estaremos satisfechos en tanto nuestros cuerpos, pesados con la fatiga del viaje, no puedan acceder a alojamiento en los moteles de las carreteras y los hoteles de las ciudades. No estaremos satisfechos en tanto la movilidad básica del negro sea de un gueto pequeño a uno más grande.

Nunca estaremos satisfechos en tanto a nuestros hijos les sea arrancado su ser y robada su dignidad por carteles que rezan: “Solamente para blancos”.

— Martin Luther King

En 1998 los desastres naturales produjeron, por primera vez en la historia, más refugiados que las guerras y los conflictos armados. Las estimaciones varían enormemente, se calculan en unos 25 millones las personas desplazadas por la fuerza en el mundo. En este año 2010 se estima que podrían ser ya 50 millones. Para el Comité Cruz Roja hay 211 millones de eco-refugiados en los países más pobres.

Los políticos así como indistintamente los mass-media se ocupan y preocupan cada día de incitar a las personas —que escuchan sin más, al pensamiento de respuestas xenófobas y racistas, manipulando interesadamente la realidad de la población entera.

.

Este post, es un pequeño y modesto grito de protesta hacía “cualquier tipo de cadenas” de las que formamos parte todos y cada una de nosotras, unas veces como víctimas, otras, como agresores; sin diferencia de color, cultura, situación, territorio, pensamiento […] condición.
No soy nadie para juzgar o dar ningún tipo de consejo, de visión, la verdad es que solo deseo expresar — mi condena y repulsa — hacia todo ser humano que se empeña y no desea que en este mundo tengamos cabida todos y todas.

*

“Si avanzo, seguidme; si me detengo, empujadme; si retrocedo, matadme; El capitalismo es el genocida más respetado del mundo; Déjenme decirles, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor; Quizá sea uno de los grandes dramas del dirigente; éste debe unir a un espíritu apasionado, una mente fría y tomar decisiones dolorosas sin que se contraiga un músculo.

Nuestros revolucionarios de vanguardia tienen que idealizar ese amor a los pueblos”. —Ernesto Che Guevara.

“En la actualidad la gente sólo se preocupa por sus derechos. Recordarle que también tiene deberes y responsabilidades es un acto de valor que no corresponde exclusivamente a los políticos”.
—Mahatma Gandhi.

“El hombre más sabio que he conocido en toda mi vida no sabía leer ni escribir”.
—José Saramago.

*

—Loli Lopesino.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s