Antes de irse: ”carta a su Gran Amor”.

rosa

La muerte no es nada. He pasado solamente al otro lado:

Como si estuviese escondido detrás de la puerta.

Yo soy siempre yo, y tú eres siempre tú.

Lo que fuímos el uno para el otro lo seguiremos siendo siempre, llámame con el nombre que siempre lo hicistes, con el más familiar que te sea posible.

Háblame en el modo tan cariñoso que siempre has usado conmigo.

No cambies el tono de voz, no asumas un semblante con aire solemne o triste.

Continua riendo de lo que nos hacía reir, de todas aquellas pequeñas cosas que nos hacian felices. Reza, Sonrie, piensa en mí. Mi nombre será siempre la palabra familiar de antes: pronúncialo sin el menor rastro de sombra o de tristeza.

Nuestra vida conserva todo el significado que ha siempre tenido.

Es la mísma de siempre; hay una continuidad que no se romperá jamás.

¿Por qué debería salir de tus pensamientos y de tu mente, sólo por qué estoy fuera de tú vista?

No estoy lejos, estoy al otro lado, detrás de ese ángulo. ¡Aseguraté, todo va bien!. ¡Encontrarás mi corazón, encontrarás la ternura purificada!.

Seca tús lágrimas y no llores si me amas: tu sonrisa es mi paz.

(Raimondo Vianello).

……

P.S. Donde quiera que estés Raimondo, un Saludo.. He traducido con mucho miedo, respeto, y desde mi más profunda modestia, admiración hacía tí la bellísima y profunda carta dejada a tu “Gran Amor” Sandra.

— Loli Lopesino.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s